Última Hora

Sin embargo, el espacio de 1,8 metros entre cada persona supone un gran reto para el transporte público.

Hasta el momento los lineamientos del Ministerio de Salud solo prohíben que viajen pasajeros de pie, es decir, las personas pueden subir a la unidad siempre y cuando tengan un asiento.

Para la Cámara Nacional de Transportes limitar la capacidad de los buses, o restringir la ocupación de algunos asientos para mantener distancias podría llevar a la quiebra a las empresas.

Es por eso que el sector pide que el uso de mascarillas sea obligatorio para los pasajeros.

Desde que se detectaron los primeros casos, las empresas autobuseras reforzaron las labores de limpieza y desinfección de las unidades.

Y ya cuentan con un nuevo protocolo, el cual fue aprobado por las autoridades.

Las personas que tengan que utilizar el transporte público deben reforzar las medidas de prevención.