Última Hora

Cuatro oficiales privados de la empresa Dunbar International quienes viajaban en un camión remesero terminaron casi a medianoche amordazados en una calle secundaria por río Costa Rica en Guápiles.

Fue este jueves en la noche cuando un asalto a un camión remesero fue propio de un guión de película.

La cifra robada no se ha confirmado, pero extraoficialmente se habla de $1 millón. 

Según la versión preliminar de la Fuerza Pública, los custodios iban en el vehículo blindado por la ruta 32 cuando una vagoneta adelante de ellos frena de repente y los impacta en la zona frontal.

Al percatarse del accidente los oficiales se bajaron del carro y en ese instante un vehículo pick up HiLux se colocó detrás del remesero y los prensó junto al vagón.

Del Toyota se bajaron los tres ladrones con chalecos antibalas y aprovecharon para encañonar a los guardas con ametralladoras, AR-15, y después amordazarlos.

Los sujetos se llevaron el camión a una calle solitaria, en donde lo vaciaron y se llevaron las tulas con dinero.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, confirmó que el camión fue ubicado a unos 100 metros del lugar de los hechos sin dinero y con los custodios amordazados pero sin heridas en Guápiles, ruta 32, cerca del río Costa Rica.

Además, se encontró el pick up vacío, el cual tiene denuncia por robo.

Los asaltantes huyeron en otro vehículo. Las autoridades se encuentran es estos momentos en la búsqueda de los hombres. Un testigo los vio atravesar una zona montañosa en Limón.

Teletica.com intentó obtener la versión de la empresa Dunbar International, sin embargo el encargado de prensa no se encontraba disponible y nadie más estaba autorizado a hablar al respecto.