Última Hora

La actriz nacional Rocío Carranza denunció en su cuenta en Facebook que un hombre le enseñó, ayer, un celular con fotos de penes en plena vía pública mientras ella corría por el sector de Curridabat, al este de San José.

Producto del suceso ella decidió grabarlo con su teléfono celular y hasta lo persiguió por más de un kilómetro exigiéndole explicaciones por su actuación.

En el video que acompaña esta nota se observa cuando ella persigue al sujeto en una transitada vía -sin dejar de grabarlo- mientras lo increpa por lo ocurrido. 

Carranza contó a Teletica.com que el suceso ocurrió a eso de las 5 p.m. El hombre -de nacionalidad canadiense- le mostró el celular con las imágenes y ella solo atinó a grabarlo y perseguirlo.

Al inicio -cuenta ella- nadie quiso ayudarla, pero luego recibió el apoyo de dos hombres hasta que el sujeto fue aprehendido por la Fuerza Pública.

A él lo trasladaron a la delegación de Curridabat, donde los oficiales levantaron un informe que será remitido al Juzgado de Contravenciones, confirmó Roy Brenes, jefe de la Fuerza Pública de Curridabat.

El hombre permaneció allí por poco más de una hora y luego fue liberado. Y fue entonces cuando ocurrió otro hecho que Carranza contó a este medio.

"Yo salí de la delegación más tarde por todo el papeleo; ya estaba oscuro y fui a esperar el bus a una parada de buses que está como a 100 metros. Me dijeron que el bus pasaba cada 20 minutos y creo que ya había pasado porque estuve allí como 20 minutos y nada. En eso se acercó un carro algo extraño y, en un momento, veo cuando se baja el mismo tipo que antes había sido detenido y me empezó a hablar. Yo salí corriendo nuevamente para la delegación", relató. La actriz logró llegar a su casa tiempo después.

"Hay quien considere que una foto de un pene no es mucho, pero las cosas terminan en cosas peores. Claro que estas me molestan y yo he sobrevivido a cosas peores, pero yo no denuncié solo por mí, sino por otras mujeres que, por diferentes razones, no denuncian. Yo soy todas las mujeres de mi edad, las mayores y las menores. Es hora de detener estos hechos", concluyó Carranza.