Última Hora

Oficiales de distintos cuerpos policiales pueden ingresar a una casa donde se realiza una fiesta, siempre y cuando ese evento sea de "libre acceso" o si hubo un cobro de por medio.

En ese criterio coincidieron los abogados penalistas Gloria Navas y Ewald Acuña, así como el constitucionalista Rubén Hernández, en una entrevista de 7 Días Radio, este miércoles 5 de mayo.

Durante los últimos días se ha discutido y planteado, desde el Poder Ejecutivo, la posibilidad de hacer una modificación a la Ley General de Salud para agilizar los procesos de allanamiento en sitios donde se estén realizando fiestas. Esta propuesta surgió en medio de la "explosión" de contagios y hospitalizaciones por COVID-19.

Los especialistas consultados aclaran que no se necesitaría la orden de un juez.

“Si está abierta (al público), la Fuerza Pública puede entrar, puede entrar y revisar lo que está pasando porque está abierta”,  indicó Navas.

En esta línea, Hernández explicó que un recinto es privado si hay restricción de las personas que están adentro para aceptar invitados.

“Si usted hace una fiesta en una casa y cobra, y permite ingreso a todo aquel que pague, pierde el carácter de privado”, explicó el constitucionalista.

Por su parte, Acuña coincidió con esa posibilidad de ingreso por parte de las autoridades, pero aclaró que, de acuerdo con un señalamiento de la Sala Constitucional de agosto de 2020, en las infracciones a la Ley General de Salud no cabe la detención porque no hay proporcionalidad.

A menos de que los oficiales descubran venta de droga, armas o cualquier otro delito tipificado, la policía no podría arrestar a los presentes, concluyeron los juristas.

En el video adjunto puede ver la entrevista completa.