Última Hora

Durante el viernes, sábado y domingo, las fiestas y aglomeraciones no se detuvieron en el país.

Muchos ciudadanos hicieron caso omiso a las recomendaciones brindadas por el Ministerio de Salud y otras autoridades. 

Las alertas ingresaron por medio de la línea de emergencias 9-1-1. En total, fueron 1.216 casos.

Esto obligó a la policía a movilizarse a cada uno de los lugares, para verificar y detener los eventos.

Alajuela, Guanacaste y Puntarenas fueron las provincias que más incidentes reportaron, según la información suministrada este domingo por el Ministerio de Seguridad.

Con la intención de evitar más contagios de COVID-19, se le pide a la población espetar los lineamientos emitidos. Además, la policía creó un grupo especial dedicado a intervenir fiestas.