Última Hora

El preocupante dato se desprende de la más reciente encuesta realizada por del centro de investigación y estudios políticos de la Universidad de Costa Rica, entre el 13 y el 22 de abril.

El 46% de los ticos asegura que un familiar ya perdió su trabajo por la crisis del COVID-19. Asimismo, el 52% indica que un familiar sufrió una reducción en su jornada laboral.

El 57% de los entrevistados, por su parte, reporta que el dinero que reciben al mes no alcanza para vivir.

El 32% señala que apenas logran cubrir sus gastos, y solamente un 11% puede vivir con tranquilidad e incluso ahorrar.

Pese a la crisis, un 74.5% confía en las decisiones del gobierno en medio de la pandemia. Un 18.1 % se mantiene neutral y un 7.04% tiene posturas negativas hacia la gestión gubernamental.

El informe del Centro de Investigación en Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica abarcó 1.042 entrevistas telefónicas a personas de todo el territorio nacional.