Última Hora

Con su triunfo ante el Club Sport Herediano, Limón FC terminó con varias rachas en el estadio Rosabal Cordero.

Los florenses no conocían la derrota en su estadio desde diciembre del 2015 y desde la llegada de Hernán Medford no habían perdido ni un solo duelo como local.

Una serie de números que el Herediano alimentaba, pero que ahora quedarán en el pasado gracias a la anotación del atacante limonense Erick Scott.

Los florenses sumaban 34 partidos en general sin perder en el Rosabal Cordero, sumando sus partidos como local y los que disputó como visitante en su propia cancha ante Belén (solo cuatro).

“No puedo decir que se jugó un mal partido, lo que pasa es que el resultado hace parecer eso. Cuando uno detalla el juego se da cuenta que un equipo que llega tantas veces no puede fallar y ese fue nuestro pecado”, mencionó el técnico florense Hernán Medford.

Además, Limón esperó más de 18 años para ganar en el reducto rojiamarillo, algo que no lograba desde el 23 de agosto de 1998 con marcador de 1-2.