Última Hora

A falta de cinco fechas para el cierre de la etapa de clasificación, el margen de error se hace más pequeño para equipos como Alajuelense, Grecia y Limón que a partir de éste momento deben ganar todos los puntos en disputa si desean aspirar a la clasificación.

Y es que con cinco fechas por jugar en la etapa de clasificación, tal parece que las matemáticas y los ábacos serán los aliados de varios clubes en su afán por clasificar.

Mientras que el súper líder Herediano y su escolta Saprissa ya tienen prácticamente amarrado su espacio en la cuadrangular final, existen otros cinco equipos que se encuentran en una lucha insaciable por quedarse con los dos puestos restantes para la fase final del certamen, tomando en cuenta que el número mágico para entrar en la disputa del título serían 36 unidades.

Con 27 puntos el Municipal Pérez Zeledón ha comprometido su clasificación, luego de los últimos puntos dejados en el camino, aunque para este miércoles un triunfo ante la Liga Deportiva Alajuelense podría ser el puntillazo para asomar la nariz en la cuadrangular final.

El más beneficiado de lo que ha sucedido en las últimas jornadas es el Santos de Guápiles que con 25 puntos en la tabla tiene dos juegos menos y potencialmente podría a 46 unidades en el cierre del torneo, por lo que su panorama de clasificación es el más accesible de todos.

Dicha condición es la que no tiene la Liga Deportiva Alajuelense que con 21 puntos en la tabla sólo tiene 15 en disputa, por lo que potencialmente podría llegar a 36, situación que hace los manudos no puedan trastabillar en sus últimos cinco juegos ante Pérez Zeledón y UCR de visita y contra Liberia, Cartaginés y Limón en casa.

El mismo panorama de los manudos lo tienen Grecia y Limón, quiénes su margen de error es casi igual al de los manudos, con la ventaja de que los limonenses tienen 23 puntos en la tabla y los griegos 22, por lo que su punto potencial podría ser de 38 y 37 puntos respectivamente.

Con este panorama las próximas dos jornadas podrían ser claves para asegurar clasificación en el caso de algunos y acabar con las ilusiones en el caso de otros.