Última Hora

Un día después de que el futbolista Celso Borges denunciara ofensas por parte del técnico Jorge Luis Pinto durante el proceso de Brasil 2014, el estratega colombiano le contestó este martes como parte de su comparecencia por el juicio por supuesta difamación entre los capitanes de La Sele y dos exdirectivos de la Fedefútbol.

Celso denunció este lunes que en una ocasión Pinto lo catalogó como “coraza de Wolkswagen y cuerpo de trailer”, lo que lo ofendió mucho e incluso lo hizo llorar.

Ante esto el colombiano catalogó las criticas como “cosa de chiquilines” y que lo hizo en tono jocoso y más bien le ayudó a llegar a ser uno de los futbolistas que más corrió en el Brasil 2014.

“Esto es de risa, por favor.  Lo hice bajar 12 kilos y así corrió el Mundial, así que ahora yo salí debiéndole, por favor. Lo reconozco, es un chiste cuerpo de camión, motor de Volkswagen. Es en tono jocoso. Esto es cosa de chiquitines”, indicó el estratega.

El colombiano aseveró que nunca tuvo ningún roce serio con los futbolistas durante su etapa como entrenador y más bien el equipo siempre se adaptó a su forma de trabajar.

“Que haya existido una discusión fuerte o de índole personal, la verdad que no, o si no lo hubiera informado de inmediato”, concluyó el cafetero.

Pinto funge como testigo del exdirectivo Adrián Gutiérrez, a quien Keylor Navas, Bryan Ruiz y Celso Borges lo demandaron por supuestas difamaciones ocurridas en julio del 2018 durante un programa radial.

Tras la comparecencia del extécnico de la Selección el juicio tendrá una pausa y seguirá hasta el próximo lunes con la comparecencia del delantero Álvaro Saborío, mandado a llamar como testigo clave en el proceso.

El juicio se llevaba a cabo en el I Circuito Penal de San José.