Última Hora

Costa Rica empató ante Canadá por marcador de 1-1 y con cuatro puntos está prácticamente clasificada a la segunda ronda de la Copa Oro, pero el amargo punto cosechado en Houston se suma a las dudas que rodean al equipo de Óscar Ramírez.

Ante los canadienses empezamos perdiendo. Al minuto 26 Alphonso Davies recibió un pase totalmente solo en el área tica, la defensa había hecho mal varias coberturas y el joven de 16 años anotaba con la calma de un veterano.

La joven promesa traía peligro constante recostado sobre la banda de Gamboa, que se vio superado en varias ocasiones.

En esta primera parte los norteamericanos nos apretaban en la salida, nos asfixiaban en la media y nos quitaban el balón.

Fue al 40’ cuando pudimos armar una llegada de peligro, que fue concretada por Calvo de cabeza, tras un tiro de esquina.

En la complementaria los de Ramírez salieron con el acelerador pegando al metal y tuvimos momentos de claridad con el balón, pero sin lograr la profundidad necesaria para anotar un segundo gol.

Los canadienses supieron soportar el asedio tricolor y poco a poco volvieron sentirse cómodos en el rectángulo.

Con las acciones comparadas Canadá nos apretó y por momentos sufrimos; La Sele encontró espacios y llevó peligro, pero sin puntería para anotar.

A pesar de la mejora, de una mitad a otra, Costa Rica no es el equipo que muchos quieren ver, fuerte en defensa y con capacidad de definir los encuentros en la ofensiva.

Las lesiones se suman a las preocupaciones de Ramírez, que lidera un barco que pesca dudas en su camino a los cuartos de final.