Última Hora

Mientras La Sele no carburaba en la primera parte ante Bermudas, la solución vino del banquillo al ingresar Bryan Ruiz de cambio.

Lo mismo sucedió ante Nicaragua, solo que en está ocasión Ruiz disputó 45 minutos completos, apenas para ir dándole más confianza al 10 de la Tricolor que no vive una completa incertidumbre en su club el Santos de Brasil.

Con los dos “motores” en la cancha, la Tricolor se mostró mucho más segura, retuvo el balón y generó más opciones, por lo que de inmediato la opción de ver a ambos titulares comenzó a tomar fuerza.

Al final del juego ante Bermudas, La Sele terminó con 479 pases correctos y solo 50 incorrectos en el juego, esto en parte a la buena acción de los dos volantes creativos.

La dupla Elías-Ruiz logró en conjunto 72 pases entre ambos. Elías logró 38 durante el partido y solo falló cinco.

Por su parte, el capitán de la Tricolor en menos tiempo por poco iguala al exflorense al realizar 34 pases y solo falló cuatro.

“La verdad, eso de sí podemos jugar o no juntos no me toca a mí responderlo, pero las decisiones hay que respetarlas. Bryan es un gran jugador, un gran líder, y solo toca aprender, seguir por ese camino”, afirmó el volante Elías Aguilar.

Por su parte, Ruiz aseguró sentirse bien según pasan los partidos, pues para él es vital “pellizcar” minutos luego de venir seis meses de un parón con su club.

“Yo creo que él (Elías) hizo un gran partido y ahora es felicitar el esfuerzo que hace y la confianza que tiene, así como a otros compañeros como Mayron George que supo anotar su primer gol, entonces a nosotros nos toca motivar a los más jóvenes”, explicó.

Sin embargo, ambos quedaron lejos de Celso Borges, quien fue el jugador con mayor cantidad de pases concretados con 61 correctos y cuatro fallados. 

Ya muchos piden que ambos sean titulares ante Haití el próximo lunes en un juego vital para lograr el primer lugar del grupo B.

De llegar a usarlos, Matosas deberá sacrificar a un delantero como lo hizo ante Bermudas sacando a McDonald lo que obligaría a cambiar el esquema 4-4-2 que utilizado hasta el momento.

“El profesor está jugando un 4-4-2 con dos puntas, entonces la idea es entrar para ayudar a crear juego en el mediocampo y estar suelto y tener más libertad para ayudar a los compañeros.

“Es mi estilo de juego de tener más la bola, el hacer pases no nos va a hacer ganar el partido, pero nos puede llevar a anotar”, mencionó Ruiz.

De momento veremos si Matosas se inclina a poner a los dos generadores de juego juntos desde el arranque o bien si los irá probando como hizo ante Nicaragua (jugaron juntos 31 minutos) o Bermudas (45 minutos).