Última Hora
Laurel Hubbard
Getty Images
La clasificación de Hubbard fue posible después de que el COI cambiara sus reglas en 2015.

La atleta transgénero Laurel Hubbard hizo historia olímpica pero no logró un levantamiento exitoso en la categoría de más de 87 kilos en halterofilia femenina.

La neozelandesa se convirtió en la primera atleta abiertamente transgénero en competir en unos Juegos Olímpicos en una categoría de género diferente a aquella en la que nació.

Pero después de un intento fallido de levantar 120 kg y dos esfuerzos fallidos con 125 kg en el arranque, quedó fuera de la competencia.

"Sé algo acerca de la controversia que rodea mi participación en estos juegos", dijo Hubbard tras su salida.

"Y, por ello, me gustaría agradecer especialmente al COI, porque creo que realmente afirma su compromiso con los principios del Olimpismo y establece que el deporte es algo para todas las personas, que es inclusivo y accesible", señaló Hubbard.

El oro fue para la china Li Wenwen, quien se sumó un récord olímpico levantando 320 kg, la medalla de plata para Emily Campbell, la primera mujer británica en ganar una medalla olímpica en levantamiento de pesas (283 kg combinados), y el bronce para la estadounidense Sarah Robles (282 kg).

Participación polémica

La clasificación de esta mujer de 43 años fue posible luego de que el COI cambiara sus reglas en 2015 permitiendo a los atletas transgénero competir como mujeres si sus niveles de testosterona —la hormona que aumenta la masa muscular— están por debajo de cierto umbral.

Hubbard en 2018
Getty Images
Su participación en competiciones anteriores ha estado salpicada de polémicas.

La atleta había competido en eventos masculinos antes de declararse transgénero en 2013.

Hubbard se encuentra entre las atletas mejor clasificadas del mundo en su categoría.

Sin embargo, su participación en competiciones anteriores ha estado salpicada de polémicas.

En 2019 ganó una medalla de oro en los Juegos del Pacífico en Samoa, venciendo a una atleta del país anfitrión, lo que provocó indignación.

En 2018, la federación de halterofilia de Australia intentó que Hubbard fuera excluida de los Juegos de la Mancomunidad, en Gold Coast, pero los organizadores rechazaron la medida.

Hubbard finalmente se retiró del torneo en dicha ocasión, a causa una lesión.

BBC Mundo en Tokio