Última Hora

Un hecho poco común tiñe de rojo las calles de la Isla de Navidad en Australia cuando millones de cangrejos rojo fuego realizan su migración anual.

La cantidad es tal que las autoridades tuvieron que crear un puente peatonal exclusivo para estos crustáceos y que no sean aplastados por los vehículos.

El fenómeno genera un atractivo visual ideal para que fotógrafos y curiosos los capturen con su lente o sus celulares caminando por los puentes, cruzando las calles e incluso descansando en la sombra para escapar un poco del calor.

El personal del Parque Nacional de la Isla Navidad debe darse a la tarea de barrerlos de las calles ocasionalmente para que no los aplasten.

Pero esto también ha generado algunos problemas a los vecinos, por ejemplo, hace ocho días, los medios locales informaron que muchos residentes de Drumsite no pudieron salir del vecindario debido a que una gran cantidad de cangrejos se habían apoderado de las calles.

"El naturalista de renombre mundial Sir David Attenborough describió la migración del cangrejo rojo como 'como una gran cortina escarlata que baja por los acantilados y las rocas hacia el mar' y consideró que filmar el espectáculo fue uno de sus 10 mejores momentos televisivos", dijo a los medios locales Bianca Priest, gerente del parque.

Esta migración ocurre cada año entre octubre y noviembre cuando los machos lideran la salida y las hembras los siguen, una vez que llegan al mar se sumergen para reponer la humedad y comienza el apareamiento, luego de la reproducción los machos comenzarán el viaje de regreso al bosque.

Spotify TeleticaRadio