Última Hora

Un responsable de la Casa Blanca viajó recientemente a Damasco para mantener conversaciones secretas con el Gobierno del presidente Bachar al Asad, la primera vez en más de una década que un funcionario de alto nivel estadounidense se reúne en territorio sirio con miembros del Ejecutivo, informó este domingo (18.10.2020) el diario The Wall Street Journal.

El periódico, que citó a funcionarios de la Administración de Donald Trump y fuentes conocedoras de las negociaciones, indicó que el objetivo de la visita fue buscar la liberación de al menos dos rehenes estadounidenses que se cree están en manos de las autoridades sirias.

El responsable estadounidense que viajó fue Kash Patel, viceasistente de Trump y el máximo responsable de antiterrorismo de la Casa Blanca. El Wall Street Journal señaló que sus fuentes rechazaron revelar con quién se entrevistó Patel en Damasco.

Las últimas conversaciones conocidas entre la Casa Blanca y responsables sirios en Damasco se remontan a 2010. Dos años más tarde, en 2012, EE.UU. cortó sus lazos diplomáticos con el país árabe en protesta por la represión del Gobierno sirio de las protestas, que derivaron en un conflicto armado.

Hay al menos cuatro rehenes más en Siria.

Washington busca lograr un acuerdo con el Ejecutivo de Al Asad para lograr la liberación de Austin Tice, un periodista freelance y exmarine que desapareció cuando cubría los acontecimientos en Siria en 2012, y de Mayed Kamalmaz, un psicoterapeuta sirio-estadounidense desaparecido tras ser interceptado en un puesto de control de las autoridades del país árabe en 2017.

De acuerdo con el rotativo, se cree que hay al menos otros cuatro estadounidenses bajo custodia del Gobierno sirio, pero se sabe poco sobre esos casos.

En marzo pasado Trump escribió una carta privada a Al Asad proponiendo "un diálogo directo" sobre Tice, y funcionarios de la Administración han intentado varias maneras de negociar un acuerdo, apuntó el diario.

La semana pasada, el jefe de la Seguridad General libanesa, el general Abás Ibrahim, que está ejerciendo de mediador entre Washington y Damasco, se reunió en la Casa Blanca con Robert O'Brien, asesor de Seguridad Nacional de Trump, para hablar sobre los rehenes estadounidenses en Siria, de acuerdo a personas involucradas en las conversaciones, dijo The Wall Street Journal.