Última Hora

Un reptil monitor gigante (varanus salvator), primo del dragón de Komodo, de dos metros y medio, causó pánico al entrar a un supermercado y subirse por los estantes.

El hecho ocurrió en el establecimiento de la cadena 7-Eleven en Nakhon Pathom, en las afueras de la capital Bangkok, en Tailandia.

El personal y los clientes se escondieron detrás del mostrador mientras el dragón subía a los estantes y arrojaba varias cajas de leche al suelo (como se aprecia en el video).

Un empleado llamó a las autoridades, quienes llegaron con personal capacitado en manipulación de reptiles para poder atrapar al enorme lagarto que seguía haciendo estragos en la tienda.

De acuerdo con los medios locales, el equipo de rescate logró arrastrar al animal fuera del negocio y llevarlo a la maleza para que regresara a su hogar.

A pesar de los estragos causados, nadie salió herido, ya que, según aseguran las autoridades, este tipo de reptiles difícilmente atacan a un ser humano.

Aunque son habituales de la zona, no es normal que se acerquen a las personas y menos que ingresen a residencias o locales comerciales.

Los dueños de la tienda reportaron solo caída de objetos, ya que el reptil no se comió nada, según informaron los medios de la zona.