Última Hora

Un oficial de alto rango de la policía de Australia sugirió este jueves que se desarrollara una aplicación de teléfono para documentar el consentimiento sexual, como medida para incrementar la posibilidad de condena en procesos por delitos sexuales.

El comisionado de policía del estado de Nueva Gales del Sur, Mick Fuller, recordó que las aplicaciones de citas han unido a parejas, y que la misma tecnología también podría brindar claridad sobre la cuestión del consentimiento sexual.

"La tecnología no soluciona todo, pero juega un papel muy importante en cómo se encuentran las personas actualmente. Solo es una sugerencia. Queda por verse si es parte de la solución'', dijo Fuller.

El oficial agregó que la cantidad de agresiones sexuales reportadas en el estado más poblado de Australia iba en aumento, mientras que la tasa de éxito al emitir una sentencia es de solo el dos por ciento.

¿Cuándo hay consentimiento sexual?

"El consentimiento sexual no puede estar implícito'', escribió Fuller en periódicos del consorcio News Corp. "El consentimiento debe ser activo y continuo durante todo el encuentro sexual ''.

La sugerencia de Fuller fue recibida, en el mejor de los casos, con escepticismo. La gobernante estatal Gladys Berejiklian felicitó a Fuller por "asumir una posición de liderazgo" al abordar el problema de la agresión sexual, pero se negó a compartir su opinión sobre la aplicación.

Catharine Lumby, especialista en ética y responsabilidad de la Universidad de Sydney, describió la aplicación como una solución rápida que malinterpreta las circunstancias de las agresiones sexuales.

"Básicamente, lo que ahora estamos teniendo en cuenta es el hecho de que hay una minoría muy pequeña de hombres en esta sociedad que son oportunistas, que toman la decisión de agredir sexualmente a las mujeres", dijo Lumby.

Mujeres protestan

"No les importa dónde, cómo o por qué lo hacen. Aprovecharán la oportunidad y estoy seguro de que son más que capaces de manipular la tecnología '', dijo Lumby.

Más de 100.000 mujeres protestaron en manifestaciones en Australia el lunes para exigir justicia mientras denunciaban la misoginia y las culturas laborales peligrosas.

Una aplicación de consentimiento similar a la propuesta de Fuller se lanzó en Dinamarca el mes pasado. Pero no ha sido ampliamente adoptada y cuenta con menos de 5.000 descargas, según el sitio de inteligencia móvil Sensor Tower.