Última Hora

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha planteado durante esta semana la posibilidad de prohibir el consumo de carne de perro en el país, indicó su gabinete, una costumbre que ha causado bochorno en la escena internacional.

Durante mucho tiempo, la carne de perro ha sido muy utilizada en la cocina tradicional surcoreana y, según las estimaciones, en el país se consumiría hasta un millón de esos animales cada año.

Sin embargo, a medida que los surcoreanos han ido considerando a los canes como un animal de compañía más que como una fuente de alimento, su consumo ha ido decayendo. De hecho, la práctica se ha vuelto tabú entre las jóvenes generaciones y la presión de los animalistas se ha acentuado.

"¿Acaso no ha llegado el momento de considerar, con prudencia, la prohibición del consumo de carne de perro?", declaró Moon al primer ministro, Kim Boo-kyum, durante su reunión semanal, según un portavoz de la presidencia.

El presidente hizo este comentario durante la presentación de un plan para mejorar el sistema de atención a animales abandonados, precisó el portavoz.

El sector de los animales domésticos está en pleno crecimiento en Corea del Sur y cada vez más hogares cuentan con un perro, empezando por el jefe del Estado, un reconocido adorador de estos animales.

La ley de protección de animales en Corea del Sur buscaría, sobre todo, prohibir la matanza cruel de perros y gatos, pero no prohíbe su consumo.

Aún así, las autoridades han recurrido a ese texto y a otras normas de higiene para reprimir a las granjas de perros y a los restaurantes cuando se han organizado eventos internacionales en el país, como los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang en 2018.

Youtube Teletica