Última Hora

Panamá ofreció adelantar turnos a quienes reciban de manera voluntaria la vacuna de AstraZeneca contra el covid-19, en un intento de las autoridades por alentar el uso de este medicamento, bajo observación por inusuales casos de coágulos en algunos pacientes en el mundo.

"Las dosis de la vacuna de AstraZeneca se aplicarán de manera voluntaria en mujeres desde los 50 años y en los hombres desde los 30 años", dijo este martes el ministro de Salud panameño, Luis Francisco Sucre.

El pasado viernes llegó a Panamá el primer lote de 36.000 dosis de AstraZeneca, vía el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud, y que el gobierno pretende inocular de inmediato para continuar el proceso de inmunización junto a la vacuna de Pfizer.

Desde el 20 de enero, el país centroamericano ha aplicado más de 569.000 dosis a médicos, enfermeras, policías, embarazadas y a mayores de 60 años, principalmente, en la zona metropolitana de la capital panameña.

"En estos momentos ya hemos habilitado el sistema para agendar las citas y desde el próximo jueves 22 de abril se iniciará la aplicación de las vacunas" de AstraZeneca, agregó Sucre.

La vacunación en Panamá se desarrolla por cita e implica cuatro fases, que van en función de la edad, profesión, condición de salud y lugar de residencia.

Sin embargo, los voluntarios que decidan aplicarse la vacuna de AstraZeneca recibirán su dosis de manera inmediata en todo el país y no tendrán que pasar por ninguna fase ni tener ninguna condición de salud previa.

Las autoridades panameñas buscan así promocionar el uso de la vacuna de AstraZeneca, cuyo uso ha sido suspendido en Dinamarca y es causa de temores por la aparición de raros casos de trombosis en algunos pacientes en el mundo inoculados con el medicamento de la firma anglo-sueca.

"Es una vacuna segura" que "va a llegar a todas las provincias del país muy rápidamente", señaló el asesor científico del gobierno y vocero del equipo de vacunación, Eduardo Ortega-Barría.

Sin embargo, reconoció que por un "tema de educación" hay ciertos recelos a recibir su aplicación porque "se ha asociado con eventos muy, muy raros", agregó.

Ortega-Barría declaró recientemente que en Panamá, donde el índice de letalidad por covid-19 es de 1,7%, es "2.000 veces más probable" que una persona pueda fallecer por coronavirus a que muera por aplicarse las dosis de AstraZeneca.

Hasta el momento, Panamá, con 4,2 millones de habitantes, tiene acordadas 9,2 millones de dosis de vacunas contra el covid-19.

De esa cantidad, 7 millones son de Pfizer/BioNtech, 1,1 millón compradas a AstraZeneca y otro 1,1 millón de distintos laboratorios, vía el mecanismo Covax.