Última Hora

El telescopio más potente de todos los tiempos se lanzará al espacio en diciembre y llevará el nombre de James Webb, jefe de la NASA en los años 60, quien, según 1.200 científicos –que protestaron por el nombramiento en una petición–, toleró y participó en la discriminación sistemática de empleados homosexuales durante su mandato en la agencia.

La NASA, no obstante, tras estudiar la petición, decidió no cambiar el nombre de su observatorio insignia. La agencia dice que no ha encontrado pruebas que respalden las acusaciones.

"No hemos encontrado ninguna evidencia en este momento que justifique el cambio de nombre del telescopio espacial James Webb", dijo el administrador de la NASA Bill Nelson al servicio de radiodifusión pública de Estados Unidos NPR.

Telescopio James Webb en el punto de mira del público

La controversia sobre el nombre del telescopio ha circulado entre los astrónomos profesionales y aficionados durante años, pero su próximo lanzamiento ha puesto la cuestión en el punto de mira del público.

Webb ocupó varios puestos de liderazgo en el Gobierno de EE. UU. durante un periodo en el que los empleados federales homosexuales eran despedidos sistemáticamente por su orientación sexual.

Por ejemplo, Webb era administrador de la NASA cuando Clifford Norton, empleado de la agencia, fue detenido por "actividad gay", interrogado por la policía y por la NASA. Subsecuentemente Norton fue despedido en 1963 por "conducta inmoral" y por poseer rasgos de personalidad que lo hacían "inadecuado para seguir trabajando en el Gobierno".

Telescopio con el "nombre de un homófobo"

"El registro histórico ya es claro: bajo el liderazgo de Webb, las personas queer fueron perseguidas", dice la petición.

"En el mejor de los casos, el historial de Webb es complicado", afirmó Chanda Prescod-Weinstein, cosmóloga de la Universidad de New Hampshire y coautora de un artículo en Scientific American que pide que se cambie el nombre del telescopio. "Y en el peor de los casos, básicamente estamos enviando este increíble instrumento al cielo con el nombre de un homófobo, en mi opinión".

La NASA abre controvertida investigación

En respuesta a la controversia, la NASA abrió una investigación "para examinar el papel de Webb en el Gobierno". Sin embargo, muchos a favor del cambio de nombre han mostrado su enfado por una supuesta falta de trasparencia de la NASA, que no publicó ningún informe sobre el alcance de la investigación ni ofreció más detalles sobre cómo se llevó a cabo esa revisión o quién evaluó sus conclusiones, aparte de mencionar que participaron historiadores.

En 2020, según The Smithsonian Magazine, la NASA se comprometió a dejar de usar nombres racistas para varios objetos en el espacio y anunció el compromiso de la agencia de "examinar su uso de terminología no oficial para los objetos cósmicos como parte de su compromiso con la diversidad, la equidad y la inclusión".

El telescopio espacial James Webb, considerado a menudo como el sucesor del Hubble, encontrará dentro de unos meses su hogar en la órbita del Sol, donde pasará años vigilando el cosmos. El telescopio buscará la luz de galaxias antiguas, exoplanetas lejanos y gases que puedan indicar la presencia de vida en otros cuerpos celestes.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

Youtube Teletica