Última Hora

Facebook se comprometió a vigilar a tiempo real la información engañosa y los intentos de manipulación que puedan circular en su plataforma, mientras millones de estadounidenses comenzaban a depositar sus votos en persona en las elecciones presidenciales de este martes.

Junto a otras redes sociales, la compañía afirmó que atajará toda información falsa sobre las elecciones, incluyendo las posibles reivindicaciones prematuras de victoria, buscando evitar así que se repitan los esfuerzos de manipulación de 2016.

"Nuestro Centro de Operaciones Electoral continuará monitoreando varios asuntos a tiempo real -incluyendo informes de supresión de contenido de votantes", explicó la plataforma en un comunicado publicado en Twitter.

"Si vemos intentos de suprimir participación, intimidar votantes u organización para hacerlo, el contenido será eliminado".

Facebook añadió que su centro electoral está siguiendo también otras cuestiones como las acciones de algunos seguidores del presidente Donald Trump, que pretenden rodear autobuses de campaña del demócrata Joe Biden.

"Estamos siguiendo de cerca y eliminaremos el contenido que llame a causar un daño coordinado o interferencia en la capacidad de cualquiera para ir votar", aseguró el gigante informático.

La plataforma reiteró que instalará etiquetas de aviso en los posts que traten de declarar el triunfo de alguno de los candidatos de forma anticipada. 

"Si un candidato presidencial o partido declara una victoria prematura, añadiremos más información específica en las etiquetas de las publicaciones de ese candidato, añadiremos más información específica en las notificaciones arriba del feed y continuaremos mostrando los últimos resultados en nuestro Centro de Información Electoral", afirmó Facebook.

Twitter, de su lado, puso una etiqueta de alerta en un tuit publicado por la cuenta de Trump el lunes por la noche, por difundir información engañosa.

El mensaje decía que un recuento lento de los votos en el estado clave de Pensilvania podría llevar a un "fraude desenfrenado y descontrolado".

"También conduciría a violencia en las calles. Hay que hacer algo!", tuiteó el mandatario republicano y candidato a la reelección.

Tanto Facebook como Twitter tomaron diferentes medidas para atajar el flujo de información engañosa y manipulación sobre las elecciones, pero experimentaron fallos y lagunas al implementar sus políticas.

YouTube, propiedad de Google, también ha tratado de limitar la difusión de videos con información electoral engañosa.