Última Hora

España superó este lunes el umbral de los 50.000 muertos por la pandemia del nuevo coronavirus, según el balance oficial actualizado del ministerio de Sanidad.

El país registró 298 fallecidos más respecto al último balance difundido el jueves, y totaliza 50.122 desde el inicio de la pandemia, según el ministerio.

Los casos diagnosticados ascienden a 1.879.413 contagios, 24.462 más que el pasado jueves.

España es así el cuarto país de Europa occidental con mayor número de fallecidos desde el inicio de la epidemia, por detrás de Italia (72.370), Reino Unido (71.109) y Francia (62.746).

Desde hace meses, el número oficialmente comunicado por el ministerio de Sanidad ha estado sujeto a polémica, ya que otras fuentes oficiales apuntan a un balance más alto.

El 10 de diciembre, el Instituto Nacional de Estadística (INE) indicó que el número estimado de muertos por coronavirus en España durante la primera ola (marzo, abril y mayo) superó los 45.600, es decir unos 18.500 más que los contabilizados por Sanidad en ese período.

Dicha estimación del INE incluía 32.652 fallecidos en los que el covid-19 fue certificado como la causa de muerte, y otros 13.032 "con sospecha, por tener síntomas compatibles con la enfermedad".

Las primeras semanas de la epidemia, la multiplicación de pacientes y de muertos saturó hospitales, funerarias y registros civiles hasta el punto de que las autoridades no daban abasto para someter a test a todos los fallecidos.

Ante el actual período de fiestas navideñas, las autoridades multiplican las advertencias y piden a la población que limite las reuniones sociales a diez personas o incluso seis, según las regiones.

España se encuentra en estado de alarma hasta mayo, y en todo el país rige un toque de queda nocturno, salvo en las islas Canarias.

En algunas regiones hay limitaciones de movilidad geográfica, y la isla de Mallorca endureció el dispositivo, ordenando entre otros la clausura de centros comerciales los fines de semana y festivos y el cierre de terrazas de bares y restaurantes a las seis de la tarde.

La campaña de vacunación arrancó el domingo, como en la mayoría de países de la UE. El gobierno espera haber inmunizado de aquí a mayo o junio a unos 15 o 20 millones de españoles, sobre una población total de 47 millones.