Última Hora

España sufrió este miércoles un ligero repunte en su balance diario de muertos por coronavirus, mientras el gobierno advertía que será a mediados de mayo cuando se pueda desmontar el férreo confinamiento de la población vigente desde marzo.

Tercer país con más fallecidos por coronavirus del mundo, España reportó este miércoles 435 decesos por coronavirus en las últimas 24 horas, cinco más que el martes, lo que eleva el total de muertos a 21.717, según el balance del Ministerio de Sanidad.

España había iniciado la semana anunciando el lunes 399 muertos por coronavirus. De todas maneras, por cuarto día consecutivo, el balance se mantuvo por debajo del umbral de los 500 muertos.

Los casos confirmados aumentaron en más de 4.200 y ya suman 208.389, según el parte diario de Sanidad. 

Pese a los "pequeños altibajos que estamos observando" en los balances diarios, hay "una tendencia descendente" de los contagios, se congratuló en rueda de prensa Fernando Simón, jefe del centro de emergencias sanitarias del Ministerio de Sanidad.

Las autoridades sanitarias aseguran que el pico de la epidemia se superó a principios de abril, cuando se llegaron a registrar 950 muertes diarias.

Desescalada "lenta y gradual"

De todas maneras, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, advirtió este miércoles en el Congreso de los Diputados que no es tiempo de bajar la guardia, por lo que "el confinamiento no se levantará hasta que estemos preparados para ello, porque no vamos a correr ningún riesgo".

Desde la tribuna, Sánchez fijó para "la segunda mitad de mayo" la "desescalada" de las estrictas medidas de confinamiento vigentes desde el 14 de marzo, de las más férreas de Europa, que permiten solo salir para trabajar si no se puede hacer desde la casa o a comprar comida o medicinas.

El confinamiento, que continuará al menos hasta el 9 de mayo incluido, ha sido renovado cada quince días por el Congreso de los Diputados, pese a las cada vez más punzantes críticas de la oposición de derecha, que fustiga al gobierno por lo que considera un "fracaso" en el manejo de la crisis.

"Deje de tomarnos el pelo, hay 22.000 muertos que no pueden admitir más tomaduras de pelo", lanzó a Sánchez el líder del Partido Popular (PP, derecha), Pablo Casado.

Sánchez confirmó una ligera flexibilización del confinamiento a partir del domingo, cuando se permitirá que los niños puedan salir a dar breves paseos, en sintonía con lo que ocurre en otros países europeos, una exigencia que se había ido incrementado en los últimos días en el país.

Pero Sánchez remarcó: "La desescalada va a ser lenta y gradual".

Estudio de seroprevalencia 

Como parte del dispositivo de salida lenta de las restricciones a la movilidad, el ministerio de Sanidad anunció que está ultimando la realización de un estudio de seroprevalencia. 

Dicho estudio consistirá en realizar pruebas a unas 60.000 personas representativas a lo largo y ancho del país, para "estimar el porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus", lo que será vital para tomar decisiones de salud pública en las semanas siguiente, indicó Sanidad en un comunicado. 

Mientras mejora progresivamente la situación, disminuye la tensión sobre el sistema sanitario, que llegó a verse desbordado en las zonas más afectadas como Barcelona o Madrid. 

En la capital, las autoridades regionales cerraron este miércoles una morgue provisional que se instaló en la pista de hielo de un centro comercial, y que fue todo un símbolo del costo humano de la pandemia en la región.

Además, algunas empresas comienzan a pensar en retomar actividades, como el fabricante de automóviles Seat, que anunció que hará tests a 15.000 empleados para poder retomar a partir del 27 de abril su producción, parada desde mediados de marzo.