Última Hora

Sao Paulo, Brasil | La cabalgata de Brasil por Sudamérica tuvo su premio con el pase anticipado a la Copa del Mundo de Catar-2022, donde la 'Seleção' de Tite y Neymar ahora concentra sus energías con la esperanza de ganar su sexto título mundial.

Un derechazo del zurdo Lucas Paquetá selló el pase de la 'Canarinha' a falta de cinco fechas para el fin de la eliminatoria sudamericana. El triunfo 1-0 ante Colombia, el jueves en Sao Paulo, coronó una superioridad notable de los pentacampeones.

Líder invicto de la eliminatoria con 34 puntos en doce partidos (once triunfos, un empate), Brasil se convirtió en la cuarta selección clasificada a Catar tras los anfitriones, Alemania y Dinamarca, y amplió su leyenda como el único en participar en todos los mundiales.

Aunque aún no enfrenta a la Argentina de Lionel Messi, segunda en la tabla (25 unidades) y que lo venció en la final de la Copa América-2021 en el Maracaná, el 'scratch' muestra credenciales para sepultar el dominio europeo en los últimos cuatro mundiales.

Asegurar nuestra presencia en el Mundial "es el fruto del trabajo que venimos construyendo desde hace tiempo. Nuestro principal objetivo era clasificar a Brasil a la Copa, gracias a Dios lo conseguimos", destacó Paquetá.

- Buscar la "excelencia" -

Con poco brillo a lo largo del clasificatorio, pero unos números incontestables (ofensiva más anotadora con 27 goles y valla menos vencida con cuatro tantos recibidos), todo indica que los hombres de Tite llegarán a Catar pisando fuerte para ilusionarse con repetir los triunfos de 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002. 

Sin la presión para clasificarse, el técnico ha advertido que ahora pretende hacer pequeños ajustes para buscar la "excelencia", que entiende como una mezcla de solidez defensiva, creación de opciones, anotar y ganar. 

"Eso es lo que nos mueve. Tenemos que llegar lo más cercano a eso", dijo Tite, de 60 años, tras el encuentro en Sao Paulo.

Contra los colombianos, el exentrenador del Corinthians logró su victoria número 50 en 67 partidos al mando de la 'Canarinha', cuyo banquillo asumió en junio de 2016.

Además, empató doce y perdió cinco, aunque sólo dos de ellos fueron en juegos oficiales: 2-1 contra Bélgica en cuartos de final de Rusia-2018 y la final de la Copa América ante los albicelestes.

La clasificación anticipada "le da la chance al profesor de preparar el equipo de una forma más tranquila, aprovechar para darles oportunidades a todos y entrenar el equipo. Aunque no cambia cómo nos preparamos en el día a día, la concentración. El próximo juego siempre será el más importante", afirmó el portero Alisson.

- Nuevas sociedades, nueva sangre -

En los últimos juegos, especialmente los de octubre contra Venezuela (3-1), Colombia (0-0) y Uruguay (4-1), Tite descubrió nuevas piezas que pueden oxigenar el equipo y, de paso, reconciliarlo con buena parte de los brasileños, desencantados con el fútbol de la 'Seleção'.

Los extremos Antony y Raphinha mostraron su valía en el ataque, donde la sociedad entre Neymar y Paquetá cada vez luce más engranada. 

"Tienen una compenetración por las bandas y por el centro. Sienten placer de jugar juntos", explicó el asistente técnico Cléber Xavier sobre la dupla 'Ney'-Paquetá, que se unió para anotarle a Colombia.

Con una defensa sólida, la grieta aparece en la falta de un 9 goleador, una figura clave en algunos mundiales conquistados por Brasil con hombres como Romario o Ronaldo.

La cuota goleadora ha recaído en Neymar, segundo artillero del clasificatorio con siete goles, uno menos que el boliviano Marcelo Martins, ante los limitados aportes de Roberto Firmino (3 goles), Richarlison (3) y Gabigol (2). 

Y también es una incógnita el desempeño de los pentacampeones contra las poderosas selecciones europeas, ante la imposibilidad de programar amistosos por el calendario de los equipos del Viejo Continente.

En Sudamérica han sometido a todos sus rivales, con la excepción no menor de la Argentina de Messi, responsable de tres de las cinco derrotas de Tite en el banquillo 'verdeamarelo'. 

Tras la suspensión del partido en Sao Paulo en septiembre, los eternos adversarios sudamericanos se reencontrarán el martes en San Juan. En suelo argentino, Brasil podrá despejar dudas.