Última Hora

Cinco cohetes impactaron el domingo en una base aérea iraquí que alberga aviones estadounidenses y al menos dos alcanzaron instalaciones de subcontratistas, informó una fuente de seguridad. Según esta misma, cinco personas resultaron heridas, entre las que había dos subcontratistas de nacionalidad estadounidense y tres soldados iraquíes.

Cazabombarderos F-16 están estacionados en la base de Balad, al norte de Bagdad, y varias compañías están presentes allí para el mantenimiento con empleados iraquíes y extranjeros.

De los cinco misiles lanzados el domingo, dos de ellos impactaron contra un dormitorio y otro en el comedor de la empresa estadounidense en Sallyport, indicó la fuente de seguridad.

De momento, ningún grupo reivindicó la autoría del ataque, aunque las autoridades estadounidenses suelen acusar a las milicias proiraníes, aliadas del ejército iraquí, de organizar ataques contra sus tropas y diplomáticos.

Tras la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden en enero, una veintena de ataques, con misiles o bombas, se produjeron contra soldados o representantes diplomáticos estadounidenses presentes en Irak.

Estas hostilidades subieron un peldaño el miércoles pasado después de que facciones proiraníes efectuaran el primer ataque con un dron suicida en Irak contra una base estadounidense en Erbil, en el norte del país.