China está "profundamente preocupada" por el anuncio del presidente Donald Trump de suspender la contribución financiera estadounidense a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su gestión de la epidemia, declaró un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

Desde hace días, Washington critica con virulencia la actitud de esta agencia de la ONU con sede en Ginebra y considera que se ha mostrado demasiado benevolente con China.

El martes, el presidente Donald Trump anunció que suspendía la contribución estadounidense a la OMS debido a su "mala gestión" de la pandemia del nuevo coronavirus.

"Esta decisión va a reducir la capacidad de la OMS y minar la cooperación internacional contra la epidemia", lamentó ante la prensa Zhao Lijian, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

Zhao instó a Estados Unidos a "asumir sus responsabilidades y obligaciones con seriedad y a apoyar las acciones internacionales lideradas por la OMS para paliar esta pandemia".

"Si la OMS hubiera hecho su trabajo para que expertos médicos ingresaran a China para evaluar objetivamente la situación en el terreno y denunciar la falta de transparencia de China, el brote podría haberse contenido en su origen con muy pocas muertes", apuntó Trump el martes.

Según Trump, Estados Unidos entrega entre "400 y 500 millones de dólares por año" a la organización frente a los 40 millones de dólares "o incluso menos" que concede China.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, afirmó el martes que Estados Unidos quería "cambiar radicalmente" el funcionamiento de la organización.

"En el pasado la OMS hizo su trabajo Por desgracia esta vez no está haciéndolo bien y tenemos que presionar para cambiar radicalmente esto", dijo.

Estados Unidos se convirtió el pasado fin de semana en el país más castigado por la pandemia con más de 25.000 fallecidos.