Última Hora

El gobierno alemán quiere dejar de dar prioridad a los mayores de 65 años en la vacunación contra el COVID-19 con el fármaco de AstraZeneca, pues los expertos dudan que sea eficaz para esa franja de edad, anunció el sábado el ministro de Salud.

"Tendremos que revisar el orden de vacunación" a causa de "las limitaciones de edad de la vacuna de AstraZeneca", afirmó el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, durante una conversación con trabajadores sanitarios.

El viernes, la autoridad alemana encargada de las vacunas reiteró su recomendación, expresada la víspera, de que no se autorice la vacuna de AstraZeneca para las personas mayores de 65 años.

Los expertos consideran que "no hay suficientes datos para pronunciarse sobre la eficacia" de ese inmunizante en personas mayores.

Sin embargo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó el viernes la utilización de esa vacuna en mayores de 18 años, sin límite de edad, en la Unión Europea (UE).

Jens Spahn aseguró que quería "aplicar" la decisión de los expertos alemanes.

La vacuna del laboratorio británico podría utilizarse prioritariamente con personas más jóvenes o con el "personal sanitario", agregó.

Alemania emitirá la autorización oficial a principios de la semana próxima, como muy tarde.

La vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford es la tercera aprobada por la EMA, después de las de Pfizer/BioNTech, el 21 de diciembre, y la de Moderna, el 6 de enero.

Pese a los retrasos registrados en la entrega de la vacuna de AstraZeneca, Jens Spahn afirmó el sábado que esperaba recibir "5 millones de dosis adicionales antes del 22 de febrero", contando todo el conjunto de las vacunas. 

Según el instituto de vigilancia sanitaria Robert Koch, hasta el viernes pasado, el 2,2% de la población alemana (1.855.457 personas) había recibido al menos una dosis de la vacuna anticovid-19.