Última Hora

El técnico del Deportivo Saprissa, Wálter Centeno, habló este viernes al programa "Crónica" de Teletica Radio sobre varios temas relacionados al fútbol.

El estratega morado es consiente que el fútbol ha evolucionado y aseguró que sus tiempos como futbolista eran diferentes. 

“Antes te entrenaban y te educaban. Una vez le hice una jugada al “Indio” Mayorga, cuando intenté repetirla, me agarró y me dijo, no lo vuelva a hacer chamaco”, destacó.

En ese mismo Saprissa, Centeno recuerda que Rónald González le dio una fuerte patada por detrás y él tuvo que quedarse callado y seguir entrenando.

“El fútbol ha cambiado, antes te entrenaban la mente ahora te entrenan el físico”, citó el director técnico.

Con respecto al estilo de juego que plantea, “Paté” dice que no es su idea, sino que es la esencia del fútbol actual. 

“Quiero enseñar a mis jugadores a jugar buen fútbol, como a mí me lo enseñaron”, destacó durante la conversación.

Wálter, también tuvo tiempo para recordar el Saprissa del Mundial de Clubes, donde Hernán Medford y Óscar Ramírez eran los encargados del equipo.

“Hernán topó con la suerte de tener un camerino lleno de líderes positivos. Cuando tenía que regañar a alguien lo hacia, el que fuera. Nadie se enojaba o se resentía", dijo el exvolante. 

En relación a la función del “Machillo” en ese camerino, expresó que era la cabeza pensante, era la mano derecha de Medford, un muy buen complemento.

Sobre el paso de Óscar Ramírez por La Sele, el estratega mencionó: “El fútbol es ingrato, la gente olvida, la gente vive de emociones”.

Para Centeno el trabajo de Ramírez fue bueno.

“Creía que era lo mejor y fue fiel al estilo que implementó con Alajuelense, se le pidió ser cuarto del mundo con un equipo de una generación que ya había pasado por sus mejores momentos.

“España o Alemania son ejemplos de eso, ambos países aprovecharon buenas generaciones y fueron campeones, es muy difícil ser bicampeones mundiales, por eso mismo", citó Centeno.

El timonel del Saprissa retomó este viernes los entrenamientos, a la espera de la reanudación oficial del fútbol en Costa Rica.