Última Hora

Hace unos días presentamos una herramienta para corregir a los niños cuando hacen un berrinche y revolvió las redes sociales.

Se trataba del "Time out" o "Tiempo fuera", donde se le hablaba firme al niño, se sentaba en un lugar aburrido y se le daba la espalda por unos minutos.

Pero también existe el "Time In", que nos indica cómo se debe actuar ante una alteración en la conducta del niño.

Darle un abrazo, ponerlo a jugar con papelitos o a saltar, quizá no sea lo primero en lo que piense cuando su hijo o hija haga un berrinche… ¿cierto?

Este es el pilar fundamental de la técnica “Time In” para que corrija a su hijo sin violencia.

Probablemente, quienes no estén familiarizados con este método de crianza piensen que es una alcahuetería poner a jugar al niño cuando "se portó mal", pero va más allá.

Pero esto es un proceso y no es milagroso, ya que requiere paciencia y constancia. Valide emociones, desvíe la atención del pequeño, sea firme y amable.

Y sobre todo, no dé sermones cuando él niño esté enojado.