Última Hora

Después de los cincuenta años las mujeres están más propensas a enfermarse de sus pulmones.

Al llegar a la menopausia muchas comienzan a resfriarse más, presentan silbidos en el pecho, les falta el aire y quedan con mucha tos después de una gripe.

Esto no es producto de la casualidad.

Durante la menopausia no solo hay alteraciones hormonales, también los pulmones sufren cambios.

Nos acompaña el neumólogo Carlos Estrada Garzona para hablar de la relación entre menopausia y enfermedades pulmonares.

Si desea contactarlo puede hacerlo al número: 2208-8314.