Fue en 1745, cuando por decisión del rey Jorge II de Gran Bretaña, las corporaciones serían separadas y los barberos deberían limitarse a sus funciones de corte y arreglo del cabello,  pero ahí no termina la historia, más bien inicia la que en la actualidad conocemos.

Hoy los barberos se ubican siempre en sus propios negocios pero también han encontrado posada en los salones de belleza, para darles a los hombres servicios mucho más completos.

Desde el cabello hasta la barba; el servicio es especializado y los cortes modernos de la mano de barberos expertos, una profesión que se renueva todos los días y que sigue buscando nuevos clientes.

Si quiere más información sobre el servicio que se muestra en el video, puede llamar a Capelli al teléfono: 2232-7729.