Última Hora

¿Le ha pasado que después de comer le da un antojo incontrolable por algo dulce y termina sacando un tarro de helado de la refri?

Aunque estos impulsos parecen muy difíciles de detener, en realidad es posible contrarrestarlos aplicando algunas estrategias sencillas.

Póngale cuidado.