Última Hora

La película épica de la Guerra de Corea respaldada por el Estado chino encabeza la taquilla mundial de lo que va 2021 y está en camino de convertirse en la película más taquillera de todos los tiempos en el país asiático.

La batalla del lago Changjin (The Battle at Lake Changjin) sigue a un grupo de soldados chinos durante la Guerra de Corea que intentan hacer retroceder a las fuerzas estadounidenses y aliadas en lo que hoy es la frontera de China con Corea del Norte, a pesar de las gélidas condiciones y las enormes dificultades.

El filme, estrenada con motivo del Día Nacional de China, ha recaudado hasta la fecha cerca de 874,13 millones de dólares, según Box Office Mojo de IMDb.

Acorde al sitio web de datos cinematográficos, esta cifra la sitúa por delante de las actuales superproducciones mundiales, como la última película de 007, No Time To Die, y Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings, de Marvel, y la convierte en la película bélica más taquillera de la historia, superando a Dunkerque, de Christopher Nolan, que recaudó 526,9 millones de dólares.

Con el apoyo del departamento de propaganda del Gobierno central

Estrenada el 30 de septiembre, la película de tres horas de duración representa actualmente la mitad de las películas que se proyectan en los cines chinos, según Lighthouse, un rastreador de taquilla propiedad de Alibaba Pictures. Se realizó con el apoyo del departamento de propaganda del Gobierno central, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Protagonizada por Wu Jing, que dirigió e interpretó el papel principal de Wolf Warrior, otra superproducción nacionalista china, la película muestra a soldados chinos luchando contra las tropas estadounidenses, mucho mejor equipadas, durante el frío de la guerra de 1950-1953.

El conflicto terminó con un armisticio y no con un tratado de paz, por lo que las fuerzas de la ONU dirigidas por Estados Unidos siguen técnicamente en guerra con Corea del Norte.

Serie de títulos patrióticos chinos

La película, que ha costado 200 millones de dólares, es la última de una serie de títulos patrióticos que China ha producido en los últimos años. La película ha sido acogida por los medios de comunicación oficiales, y un antiguo periodista fue detenido por la policía por sugerir en una plataforma de medios sociales que los soldados congelados en la película habían sido tontos.

Una escena de la película muestra a los soldados masticando patatas pequeñas congeladas entre batallas mientras sus homólogos estadounidenses se dan un festín de pavo de Acción de Gracias.

Algunos cines han distribuido patatas congeladas al público antes de la película, según los vídeos de Douyin, la versión china de TikTok, y muchos muestran a los espectadores comiéndolas o la harina frita que también comían los soldados chinos.

En uno de esos vídeos, una joven lloraba tras el primer bocado, diciendo que era imposible comer. "Las patatas congeladas que comían nos dan la buena vida que tenemos hoy", dijo otro usuario de Douyin.

Un reto creciente para Hollywood

El profesor de la Universidad de Pekín Zhang Yiwu dijo que la creciente popularidad de las películas locales suponía un reto para los esfuerzos de Hollywood por ganar cuota en el mercado cinematográfico chino. "La industria cinematográfica de Hollywood producía un producto estándar para el público mundial en el pasado, pero puede que tengan que aprender a atender al mercado chino", dijo Zhang.

FEW (Reuters, Box Office Mojo)