Última Hora

Namewee, el rapero malasio que escribió una canción pop en mandarín que se burla de los nacionalistas chinos, dijo este lunes que no se arrepiente de estar en la lista negra de Pekín, ya que su tema alcanzó más de 30 millones de visitas en YouTube.

"Fragile", del rapero malasio Namewee, salió el mes pasado con la colaboración de la cantante australiana Kimberley Chen. La canción es un verdadero éxito en Asia y fue censurada en China continental.

El tema musical se presenta como una canción de amor, pero está lleno de alusiones a los "rosaditos" -término con el que se designa a los comentaristas que alaban a China en Internet- y al gobierno autoritario de Pekín.

"Nunca me limito o me autocensuro", dijo Namewee en una rueda de prensa en Taipéi, la capital de Taiwán. Para celebrar las 30 millones de visualizaciones, los cantantes brindaron con champaña.

"Para mí, las buenas creaciones deben salir del corazón, deben ser sinceras", añadió.

Sentimientos y política

"La letra es ingeniosa porque parece una canción de amor (que ha salido mal), pero en cada línea hay una referencia a los frágiles "sentimientos" del gobierno chino o a la retórica del Partido Comunista", dijo a la AFP DJ Hatfield, profesor de Musicología en la Universidad Nacional de Taiwán.

En las últimas semanas, Fragile ha sido uno de los vídeos más vistos en YouTube en Taiwán, Hong Kong, Singapur y Malasia, y también ha causado sensación en la diáspora china en lugares como Australia, Canadá y Estados Unidos.

A los pocos días de publicarse la canción, se eliminaron las cuentas de Namewee y Chen en las redes sociales chinas y su música fue censurada. Los medios de comunicación estatales acusan a la pareja de insultar al país.

EL(afp)