Última Hora

Perú, el primer país del mundo en mortalidad relativa de COVID-19 y el quinto en casos confirmados, será el escenario de los ensayos clínicos de, hasta el momento, cuatro vacunas distintas contra el nuevo coronavirus desarrolladas por laboratorios de China, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

Los ensayos son producto de varios meses negociaciones del Gobierno peruano con distintos laboratorios para garantizarse un rápido acceso a las vacunas una vez que estas sean comercializadas, lo que se espera para los primeros meses de 2021.

La primera en iniciar la tercera y última fase de pruebas en Perú será la del laboratorio chino Sinopharm, que la próxima semana comenzará a aplicarse en 6.000 voluntarios reclutados por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), encargadas de conducir el estudio. Además de en Perú, los ensayos clínicos de esta vacuna que se aplica en dos dosis también se realizan en Argentina, Marruecos y Arabia Saudí.

La siguiente que se prevé que inicie ensayos clínicos es la desarrollada por el laboratorio Janssen, del grupo estadounidense Jhonson & Jhonson, que también ha incluido en sus estudios a Chile, Colombia y Brasil para abarcar a unos 60.000 voluntarios entre 18 y 60 años, lo que lo convertiría en el mayor realizado hasta la fecha. Esta vacuna iniciará el estudio inicialmente a mediados de septiembre.

Dentro de su fase 2 de prueba, que incluye un número más reducido de voluntarios, se espera que también se realicen en Perú ensayos clínicas de la vacuna diseñada por el laboratorio alemán CureVac, que ya recibió a autorización por parte del Instituto Nacional de Salud (INS) peruano.

En este caso, esta empresa alemana trata de generar la inmunidad contra el coronavirus mediante moléculas con ARN mensajero donde están los segmentos genéticos del coronavirus de las espigas que utiliza el virus para introducirse en las células.

La última vacuna en anunciar sus ensayos clínicos en Perú es la desarrollada por el laboratorio británico AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford, cuyo estudio ya se realiza en Estados Unidos con 30.000 voluntarios.

La ministra de Salud peruana, Pilar Mazzetti, explicó en una conferencia que el objetivo del Gobierno es tener facilidades para acceder a distintas alternativas de vacunas para lograr inmunizar contra el COVID-19 en el menor tiempo posible a 22,5 millones de personas, equivalente al 60% de la población del país.

El Gobierno de Rusia también ha contactado al Ejecutivo peruano para hacer ensayos de la vacuna denominada "Sputnik V", pero de momento las autoridades de Perú han declinado esta opción hasta que no se hagan públicos los estudio preclínicos que demuestren la efectividad del producto.

Vacuna peruana en desarrollo

En Perú también una iniciativa local para obtener una vacuna contra el coronavirus a cargo de la UPCH y la empresa Farvet que preparan un producto para administrarse en dos dosis por vía oral basado en la producción de moléculas con material genético del virus SARS-CoV-2 que produzca anticuerpos en el paciente.

Perú tiene el mayor promedio global de muertos por COVID-19 en relación a su población, al registrar más 29.400 fallecidos, lo que supone 90 decesos por cada 100.000 habitantes. En contagios ya suma más de 670.000 casos confirmados, lo que equivale a más del 2% de la población nacional, de los que casi medio millón ya han vencido al virus.