Última Hora

Más vale tarde que nunca, dice el viejo adagio.

¿Pero, esperar más de medio siglo a que llegue la postal que enviaste?

Eso es lo que le sucedió a una persona que visitó Roma hace más de medio siglo.

La postal, con fecha de abril de 1969, finalmente llegó a su destino en la abadía benedictina de Münsterschwarzach la semana pasada, según una publicación en las redes sociales.

Resulta que la remitente, conocida solo como Hildegard, había cometido un error con la dirección, relegando la postal a los archivos de correo muerto del Servicio Postal de Alemania, Deutsche Post, durante cinco décadas.

Debido a esta curiosa historia, ahora la postal fue puesta en exhibición en el monasterio en la pequeña ciudad de Schwazach del Meno, a unos 25 kilómetros al este de Wurzburgo.