Última Hora

La selección de fútbol de Colombia busca consolidar el recambio generacional que el técnico José Pekerman viene trabajando luego del Mundial Brasil-2014, y con el liderazgo de James Rodríguez apunta al título de la Copa América Centenario en Estados Unidos.

El combinado cafetero debió reemplazar a las grandes figuras del pasado, entre quienes se encuentran su máxima estrella Radamel Falcao García, el defensor Mario Yepes y los delanteros Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez, que si bien siguen activos, no hicieron parte de las últimas convocatorias.

A la Copa América en Estados Unidos, Pekerman llevará un equipo más joven, liderado por James y con el que ha conseguido puntos importantes en el camino a Rusia-2018.

Tras un inicio dubitativo en la clasificatoria sudamericana, especialmente por las derrotas ante Uruguay (3-0) y Argentina (0-1), los cafeteros mostraron un buen semblante ante Bolivia y el líder Ecuador, a los que derrotó 3-2 y 3-1 respectivamente en la quinta y sexta fecha.

En esta nueva etapa, Pekerman encontró una nueva columna vertebral para su equipo con el portero David Ospina del Arsenal inglés, los centrales Cristian Zapata (AC Milán) y Jeison Murillo (Inter de Milán), los volantes Juan Guillermo Cuadrado (Juventus), Sebastián Pérez (Atlético Nacional), además de James, y el delantero Carlos Bacca (AC Milán).

Esta estructura se convirtió en la base con la cual el entrenador argentino devolvió la fe a los hinchas y respondió a una parte de la prensa deportiva, que fue aumentando el tono de sus críticas por la irregularidad del juego de la selección colombiana y la pérdida de puntos.

Sangre nueva

El DT sumará también en la Copa América a varias jóvenes promesas, que a su vez podrían hacer parte del equipo olímpico en Rio de Janeiro y que a largo plazo serán la nueva selección colombiana de cara al mundial.

"(Pekerman) está haciendo las cosas correctamente, mantiene a jugadores de amplia experiencia y los junta con los juveniles", dijo a medios locales el entrenador Leonel Álvarez, técnico del Independiente Medellín y antecesor del estratega argentino en la selección.

Esa sangre nueva que se suma a la base del equipo incluye al portero Cristian Bonilla, al defensor Felipe Aguilar (Atlético Nacional), los volantes Guillermo Celis (Junior) y Andrés Roa (Cali) y los esperanzadores atacantes Marlos Moreno (Atlético Nacional) y Roger Martínez (Racing Club).

El elenco amarillo utilizará la Copa América para sumar jugadores a la base, preparar fichas importantes para los Juegos Olímpicos y tener posibilidades de largo plazo cuando se necesiten cambios en el equipo mayor.

"Después de Copa América y Olímpicos se vendrán las otras fechas de eliminatorias y a estas se puede llegar con más cartas bajo el brazo", argumentó el exportero Óscar Córdoba, ahora comentarista deportivo.

Objetivo: ganar

La claridad en el proceso y los buenos resultados generan optimismo entre los aficionados y los propios jugadores, que apuestan a conseguir el título en Estados Unidos y continuar de largo en la clasificatoria mundialista.

"El objetivo es llegar a la final y buscar ganar el título", dijo James Rodríguez al puntualizar la meta colombiana en esta copa conmemorativa de los 100 años del torneo.

La fe del capitán la comparten los batalladores del medio campo como Daniel Torres (Independiente Medellín), para quien la mentalidad "es salir campeones" porque Colombia no llegará a Estados Unidos "solo a participar, sino a ganar".

El equipo cafetero logró el título de la Copa Américaen 2001 jugando en casa y pese a haber hecho un histórico Mundial en Brasil, llegando por primera vez en su historia a los cuartos de final, busca revalidar su buen fútbol ganando algo más que imagen.

Colombia, que hace parte del Grupo A de la Copa América junto a Paraguay, Costa Rica y Estados Unidos, disputará el partido inaugural del certamen continental el 3 de junio ante el seleccionado anfitrión en el Levi's Stadium de Santa Clara, California.