Última Hora

El Saprissa ante Herediano del sábado anterior revivió de nuevo polémicas, roces y hasta trifulca al terminar el partido.

El juego entre morados y florenses estuvo cargado de controversia, reclamos y emociones que al final dejaron un empate a dos tantos.

El choque sirvió para ratificar por ejemplo que Jordan Smith es el cobrador de penales número uno del Saprissa, por encima de jugadores como Marvin  Angulo.

También fue el día en el que el Herediano de Hernán Medford por fin cortó una racha de más de 600 minutos sin anotar en Tibás.

Randall Azofeifa también se estrenó marcándole al Saprissa en la ‘Cueva del Monstruo’.

Jairo Arrieta le anotó a su exequipo en una acción de viveza en donde confundió a Dave Myrie tras gritarle la palabra ‘mía’.

Pero sin duda la mirada de muchos estuvo en la actuación del referí Keylor Herrera, cuestionado por los heredianos tras sus decisiones y asediado por la mayoría segundos después del pitazo final.

Una cámara húngara que se descontroló por completo y que por poco termina a más si el portón de la gradería sol sur se logra abrir.

Los ánimos en la cancha se trasladaron a la gradería en donde miembros de la Ultra se agarraron entre ellos.

Al final un 2-2 que calentó el ambiente y dejó al rojo vivo la lucha por dejarse la cuadrangular.