Última Hora

El empate conseguido por el Saprissa en el Rosabal Cordero este domingo llena de ilusión a los morados de cara al juego de vuelta de la gran final.

El panorama en el bando florense los llena de incertidumbre para el segundo juego, máxime que desaprovecharon la ventaja que tenían en el marcador. 

El comportamiento en ambos equipos cuando se empata el primer juego de la final es el siguiente:

Cuando el Saprissa empató en el primer cotejo, se coronó campeón en todas las series. 

En 1977 consiguió un 0-0 ante Cartaginés y posteriormente alzó el título. Lo mismo ocurrió en 1982 con 0-0 ante Municipal Puntarenas. En el 2004 empató a 1 ante Herediano y luego celebró el título.

En el Verano del 2014 0-0 ante Alajuelense, mientras que en el Verano 2018 empató a uno 1-1 ante Herediano y posteriormente se coronó campeón.  

Pero esto dista mucho de la historia herediana, de las ocho veces que Herediano empató en el primer duelo de la final:  Solo en dos se coronó campeón. 

En 1979 ante Cartaginés, en donde consiguieron un 2-2 en la ida y luego ganaron la vuelta. 

En el 2003-2004 perdió la serie contra Saprissa y en el Verano 2009 también cayó ante Liberia.

Misma situación ocurrió cuando empato ante la Liga en el Invierno 2010, 2011 y 2013. La segunda vez que ganó tras empatar fue en el Verano 2015 ante la Liga por penales y perdió su serie ante el Saprissa en el Clausura 2018. 

Una estadística que podría dar la razón en el bando morado o cambiar el rumbo en Herediano, en caso de proclamarse campeón en su visita a Tibás.

Observe todos los detalles en el video adjunto.