Última Hora

Muy tranquilo y llamando a la calma, ante todo. Así habló Luis Antonio Marín una vez concluido el empate 1-1 en el primer partido de la final del Torneo de Clausura 2019.

Según Marín el equipo se comportó muy bien y según su planteamiento, pese a tener bajas muy importantes en su engranaje, como es el caso de Osvaldo Rodríguez, Alberth Villalobos y Esteban Ramírez.

“Eché mano a lo que tengo y el trabajo era difícil. Intenté poner a dos hombres que mi dieran salida rápida por las bandas, por ratos sirvió y por otros no, pero estoy contento con el trabajo de ellos

“El resultado es bueno siempre y cuando no nos confiemos y pensemos que se acabó acá la serie”, manifestó el estratega sancarleño.   

Marín aseguró que por momentos pudieron llevarse algo más del Saprissa e incluso algunas variantes fueron pensando en dar otra sorpresa.

No obstante, su planteamiento fue para hacer sentir incómodo a los morados para que no desplegara todo su fútbol.

“Me gusta presionar y que el rival no juegue cómodo. Si Saprissa juega cómodo y tranquilo te puede pintar la cara”, concluyó.

El técnico aseguró que no quiere triunfalismos o cosas por el estilo, pues a como ellos tuvieron oportunidad en la “Cueva”, Saprissa las puede tener en Ciudad Quesada.