SEP 12 2018 Teletica.com Redacción

Un empleado de Recope del plantel de Moín fue detenido este martes sospechoso de sabotear, junto a otros funcionarios de la institución, el sistema de distribución de gas GLP y así impedir el abastecimiento de combustible.

El trabajador fue pasado a las órdenes del Ministerio Público. Los otros funcionarios, -que se encontraban en las instalaciones en el momento de la detención- lograron huir de las autoridades policiales.

Los hechos ocurrieron en horas de la noche del martes, cuando varios funcionarios sabotearon el cuarto de control para interrumpir el suministro eléctrico, desconectaron la subestación principal e inhabilitaron el sistema de control de nivel de las esferas de almacenamiento de gas GLP, entre otros daños.

Varios sujetos lograron escapar y uno fue detenido por la Fuerza Pública y pasado este mismo día a la Fiscalía. 

El presidente Ejecutivo Recope, Alejandro Muñoz, informó que la institución trabaja a toda máquina para valorar los daños ocasionados y resolver los problemas ocasionados en el funcionamiento.

Agregó que la descarga del buque de gas se detuvo el día de ayer a las 10:50 pm. Hasta en ese momento, se había logrado abastecer una esfera de capacidad de 25 mil barriles de gas.

Muñoz explicó que 17 cisternas están a la espera de ser atendidos.

Fuerza Pública tiene el control de la situación en los alrededores del plantel en Moín para garantizar que las labores de valoración y reparación de daños se puedan realizar sin contratiempos.