Última Hora

Daniela Mora

Las calles y bulevares de San José poco a poco vuelven a ser los mismos luego de la visita del presidente Barack Obama

Así se veía la capital en la víspera de la visita del mandatario estadounidense: calles cerradas, más de mil policías cuidando cada detalle  y hasta helicópteros se convirtieron en una novedad para los costarricenses.

Pero las calles de San José, ahora volvieron a la normalidad: puentes sin muchos policías, ni helicópteros en el cielo vuelven a ser el paisaje capitalino.

Aunque muchos costarricenses aseguran que la transformación de la capital para albergar la cumbre del Sistema de Integración Centroamericana, fue bastante particular pero positiva.

Algunos afirman que significó la  pérdida de mucho dinero en sus trabajos.

Lo que nadie puede negar es que la visita del presidente Obama es un hecho histórico y que para bien o para mal, todos lo van a recordar.