Última Hora

 Del caso, el Organismo de Investigación (OIJ) se enteró hasta este martes, pese a que el decomiso del carro marca Mitsubishi ocurrió la noche del sábado anterior.

La versión que trascendió, fue que dos hombres sustrajeron el vehículo a su dueño cuando transitaba por Atenas. Minutos después lo dejaron abandonado sobre la Ruta 27.

El Tránsito se presentó al lugar y se llevó el carro hasta un plantel pequeño y sin mucha seguridad ubicado en Zapote. De ahí sustrajeron los artículos.

Los hombres llegaron a eso de las 9 p.m., con arma en mano amenazaron al oficial, quien al parecer no tenía nada con que defenderse.

Ahora las dudas son muchas. Tránsito investiga porque el guarda no contaba con el arma de reglamento y el OIJ, porque no fue notificado del decomiso.