Última Hora

Hace 24 años, cuando tenían a su primera hija pequeña, en San Ramón un estudiante extranjero no encontraba alojamiento.

Lo que comenzó como un favor, se transformó en una experiencia de vida, que quisieron vivir una y otra vez.

Desde ahí todos los años han tenido estudiantes de intercambio, entre ellas Fabienne.

Sus hijos también tuvieron la oportunidad de irse de intercambio. Toda la experiencia ha enriquecido a la familia entera.

Esta familia dice tener hijos en diferentes partes del mundo, porque así se han esmerado en tratarlos, como hijos.

La agencia AFS sigue buscando familias como esta que quieran participar de esta experiencia.