Última Hora

Aunque la agenda del presidente Barack Obama todavía no está definida, autoridades advierten sobre cierres intermitentes en las principales vías del país.

No será hasta el jueves, un día antes de que el mandatario estadounidense llegue a Costa Rica, que la ciudadanía podrá conocer algunos detalles sobre los intensos operativos de seguridad que podrían alterar el tránsito por la ciudad capital y sus alrededores.

Esto se debe a que los ministerios de la Presidencia y Seguridad, así como la Fuerza Pública y la Policía de Tránsito todavía mantienen reuniones con los encargados de seguridad de Barack Obama.

Aunque no se han definido las rutas exactas por las que pasará la caravana, se prevén cierres intermitentes en las principales vías del país, que serán vigiladas por más de cien efectivos de la Fuerza Pública.

La actividad principal de la cumbre del SICA, donde participarán autoridades de toda Centroamérica, podría generarse en los alrededores de la Cancillería, por lo que también se espera paso regulado en el centro de la capital durante el viernes y el sábado.

La restricción vehicular se aplicará con normalidad el viernes 3 de mayo. A pesar de que el Gobierno dio asueto en siete cantones para evitar complicaciones en carretera.

Se espera que Obama arribe al país ese día en horas de la tarde.