Última Hora

El pasado 26 de enero, Jeanneth Moreno se sometió a una cirugía plástica en una clínica privada de Liberia para eliminar una cicatriz de cesárea.

Tres meses después, la paciente interpuso una denuncia contra la cirujana que la operó, de apellido Rubinstein, por supuesta mala praxis.

La demandante afirma que en lugar de tratarla con láser u otro método poco invasivo, la doctora le practicó una abdominoplastía, procedimiento para el cual, asegura, ella no era candidata apta.

Posterior a la cirugía, parte del tejido abdominal de la paciente murió debido a que la circulación se vio interrumpida en el procedimiento quirúrgico.

Ante esto, la paciente, de 39 años de edad, presentó una denuncia por mala praxis en la Fiscalía de Liberia, la cual procedió a allanar la clínica donde se efectuó la operación.

De momento, el proceso está en una etapa inicial de investigación.

La parte demandante contrató un cirujano plástico internacional que será acreditado como perito para que emita un criterio técnico en este caso.