Última Hora

Un rumano y dos costarricenses vecinos de Hatillo, son los sospechosos de conformar una banda dedicada a robar en cajeros automáticos mediante la clonación de tarjetas.

Aunque solamente hay dos denuncias consolidadas en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), las autoridades están seguros de que existen más personas víctimas de la estafa y que posiblemente aún no se han dado cuenta.

El rumano de apellido Ionut, fue detenido por hechos similares en el 2011, de hecho, hace tres meses descontaba prisión preventiva por este caso, pero al parecer puso a responder una propiedad de 40 millones, para pagar una fianza y quedar en libertad.

Y a pesar de eso, según la investigación, continúa cometiendo los hechos que se le atribuyen.

Según la investigación que tiene ya mes y medio, los hombres ponían pequeñas cámaras en los cajeros, para observar los números de PIN de los usuarios y así poder sacar el dinero.

El OIJ confirmó que no cometían los hechos en bancos específicos sino que lo hacían al azar y en diferentes zonas del país.

En los allanamientos, las autoridades encontraron mucho dinero en efectivo que fue enviado al Ministerio Público para su investigación.