Última Hora

A raíz de una fibrosis pulmonar, doña Zoila Monge de 73 años depende del oxígeno las 24 horas del día. En su casa ella tiene un tanque que funciona con electricidad y este otro para cuando se va la luz.

Para salir de su casa usa un tanque portátil que cada vez que se acaba carga en el hospital. Sin embargo este lunes se quedó sin poder oxígeno.

En el Max Peralta aseguran que esta semana entró en vigencia una nueva directriz que no les permite cargar oxígeno en el centro médico.

En el centro médico agregan que el caso de doña Zoila es solo un malentendido pues el único cambio es que en lugar de llenarlo le dan un tanque nuevo como este cada vez que lo requieran.

A pesar de la versión del hospital, la hija de doña Zoila acudió el martes al centro médico, consultó al médico, a la administración e inclusive a la jefatura y nadie supo darle respuesta.

Mientras tanto esta familia cartaginés sigue sin tener oxígeno para movilizar a su mamá.

Mediante un comunicado de prensa, la Caja Costarricense de Seguro Social, informó este jueves que los cambios se van a ir haciendo de manera paulatina, en la medida que a población asegurada, se les agota el actual suministro.