Última Hora

El brasileño Humberto Pereira dejó de ser el representante de la concesionaria Valle Central 15 días antes de firmar el contrato.

Este documento le revoca el nombramiento y se lo da a Pablo Guntanis y así dio fe un notario público.
OAS alega que Pereira Diniz todavía estaba en capacidad de firmar, porque esa revocatoria se inscribió ante el registro el 12 de febrero, 11 días después de la firma del contrato.

Telenoticias consultó al departamento de personas jurídicas del Registro Nacional, si esto es posible.
Según indicaron, desde que quedo en pie la revocatoria, Pereira Diniz no tenía ya ningún poder.

La única manera de que esa firma se diera, es que el brasileño desconociera por completo que se le había quitado la representación de la empresa.

Pese a que ya su firma no tiene validez. En el Registro afirmaron que todo lo que hizo corre bajo su responsabilidad.

Pero este no es el único aspecto que genera dudas. Incluso ya la Defensoría de los Habitantes pidió cuentas.

En este documento, la notaria Marcela Alfaro del bufete Lacle y Gutiérrez dio fe de que Pereira si era apoderado, cuando ya se le había revocado.

Incluso comparando el acta de la notaria y certificados del Registro, los números de tomo y asiento, donde dice que Pereira está inscrito como apoderado son de otra persona.

Esto motivó a José Rojas, presidente de la Asociación Nacional de los Servicios Públicos a denunciar ante La Fiscalía a la Presidenta Chinchilla, y funcionarios del Concejo de Concesiones.

Rojas fue indagado la tarde de este viernes por una fiscal y presentó documentación donde según él queda en evidencia los vicios de nulidad del contrato.

De ser así, no habría que pagar ningún tipo de indemnización a la empresa OAS.