Última Hora

Juan Carlos Quesada pasó de ser el gerente del Banco Nacional de Cóbano a laborar en un restaurante en Liberia. Ese será el nuevo empleo de este exfuncionario público, acusado de sustraer de la entidad bancaria 378 millones de colones.

Este miércoles el Juzgado Penal de Hacienda ordenó la liberación de Quesada, a cambio de su libertad deberá firmar una vez a la semana y no puede salir del país.

Minutos después de las 11 p.m. el hombre abandonó la cárcel de Pococí donde estaba recluido desde hace tres meses.

Para obtener este cambio en la medida cautelar los abogados defensores ofrecieron un domicilio fijo, arraigo y trabajo.

Este miércoles tras conocer la resolución del Juzgado, la Fiscalía presentó de inmediato una apelación alegando entre otras cosas, peligro de fuga.

Los hechos que le atribuyen ocurrieron el pasado mes de enero, los videos del Banco Nacional de Santa Teresa en Cóbano , captaron a su entonces gerente sustrayendo de ¢378 millones de colones de esa sucursal.

El paradero del hombre fue todo un misterio por seis días hasta que decidió entregarse pero sin el dinero. En entrevista con Telenoticias aseguró que lo obligaron a cometer el robo.

La Fiscalía sostiene que la causa es por peculado, delito que comente un funcionario público cuando sustrae o desvía dineros del Estado, mientras que sus defensores insisten que se trató de un hurto simple y que es sancionado con una pena menor.

En los próximos días se notificaría la fecha de la nueva audiencia.