Última Hora

Ayer se ganó una primera lucha de miles de costarricenses, quienes se oponían a la concesión de la carretera entre San José y San Ramón.

La presidenta Laura Chinchilla suspendió el contrato con la empresa brasilera OAS, pero ahora la gran pregunta es ¿cómo reparar y construir una carretera colapsada con fondos propios o con dinero que no salga tan caro a los usuarios?

¿Qué sigue ahora? Los dirigentes del Foro de Occidente Paúl Brenes y Nuria Badilla participaron en una entrevista con Telenoticias este martes.

La duda es ¿cómo tener una carretera de primer mundo? Brenes considera que el paso siguiente es “cumplir el objetivo: carretera sí, concesión no”. “Sigue la segunda parte: conseguir una carretera que sea acorde con los intereses del país, que la paguemos en el precio justo”.

Por su parte, Badilla manifestó que si bien es cierto la suma de $525 millones que costaba la carretera, es un precio alto, un adecuado diálogo entre el Gobierno con interlocutores ciudadanos será clave para lograr una solución en conjunto.

“La participación ciudadana es llegar ante el gobierno y pedirle diálogo para construir y hacer un país mejor”, añadió la representante.

Estas palabras fueron apoyadas por el ministro de Planificación, Roberto Gallardo, quien asegura que la necesidad de una buena carretera sigue vigente.

El ministro explicó que la presidenta Chinchilla ha anunciado una licitación para mejorar el puente del Virilla así como algunos contratos de Conservación Vial para mejorar el tránsito vehicular en esa ruta.

“Queremos hacer valoraciones de opciones, hay números que hacer, pero celebro la disposición de los vecinos de asumir por medio del peaje, el costo de las carreteras porque el país tiene necesidades de infraestructura”, dijo Gallardo.

Paúl Brenes solicitó al ministro que se utilicen los Concejos Municipales para establecer un enlace de comunicación y expresó que si iban a pasar 30 años pagando elevados peajes, pueden esperar dos para hacer una carretera como la que ellos piden.